Quizás a muchos millennials les suene a chino mandarín, pero Polaroid no sólo inspiró el formato y los filtros de Instagram. Fue uno de los gadgets más vanguardistas de los 70 y los 80. En aquellas décadas, nada resultaba más ‘cool’ que contar con una cámara Polaroid para inmortalizar los momentos en familia o con amigos. En este artículo de JinP hacemos un repaso por los orígenes y actualidad de la cámara instantánea creada por el científico Edwin Land, fundador de Polaroid. Un «gadget» que marcó a toda una generación y que hoy en día ha vuelto a recuperar el protagonismo perdido.

Corría el año 1944 cuando Jennifer Land estaba de vacaciones y le pidió a su padre que le enseñase la foto que le había hecho hacía un momento. Dicha petición no pasó desapercibida. Todo lo contrario: despertó el ingenio de éste. Edwin Land investigó durante tres años la manera de conseguir que una fotografía saliera directamente de una cámara de fotos.

Al cabo de tres años de investigación intensiva, Land y su empresa, Polaroid Corporation, consiguieron hacer realidad el milagro de las imágenes instantáneas. El equipo de exposición y revelado de la película se encuentra dentro de la cámara. El usuario de la cámara sólo tiene que apuntar y disparar. Y ver cómo la imagen se materializa en la fotografía que sale del aparato.

La cámara Polaroid salió al mercado en 1948 con precios asequibles. Eran tiempos de posguerra y era preciso que resultara económico.

Pero este ‘gadget’ que en su día revolucionó el mundo de la fotografía es sólo uno de los más de 500 inventos patentados de Land. La mayoría de sus creaciones y los problemas teóricos que desarrolló estaban relacionados con la luz y su interacción con los materiales.

Polaroid, la historia detrás de la cámara de fotos que revolucionó la fotografía

Edwin Land, padre de la fotografía instantánea, fue el fundador de Polaroid. A lo largo de su vida patentó más de 500 inventos.

Edwin Land, creador de la polarización

Y es que Edwin Land, padre de la fotografía instantánea, era un genio. Un hombre con grandes conocimientos sobre física y química. Hizo su primera innovación óptica siendo adolescente. Entonces se le ocurrió un método práctico y asequible para controlar una de las propiedades fundamentales de la luz: la polarización.

Su conocimiento de la interacción entre la luz y la materia favoreció la aparición de innovadores procedimientos de caracterización de las sustancias químicas. Para ello hizo uso de la luz polarizada.

La luz es algo parecido a ondas que se propagan desde una fuente. La mayoría de las fuentes de luz producen una mezcla de ondas con diferentes propiedades físicas. Por ejemplo, la longitud de onda y la amplitud de la vibración. Hablamos de luz polarizada cuando la amplitud de ésta varía de manera constante en sentido perpendicular a la dirección de desplazamiento de la onda.

Polaroid, la historia detrás de la cámara instantánea que revolucionó la fotografía

El polarizador barato de Polaroid, creado por Edwin Land, permitió filtrar la luz de manera fiable, de modo que sólo pudiesen atravesarlo las longitudes de onda que tuviesen una orientación determinada.

 

Los filtros polarizadores de Land

Un filtro polarizador es capaz de bloquear todas las ondas lumínicas que no coincidan con su orientación. Las ondas lumínicas se pueden rotar a otro plano, desacelerar o bloquear. Para ello debemos contar con el material adecuado, para que la ondas lumínicas lo atraviesen.

Antes de Land, los investigadores producían los componentes para controlar la polarización con cristales de roca. Sólo servían para reducir la velocidad o la amplitud de las ondas lumínicas. Land creó “polarizadores” desarrollando pequeños cristales e incrustándolos en láminas de plástico. La luz que pasaba a través de ellos se alteraba en función de su orientación con respecto a las filas de cristales.

Su económico polarizador permitió filtrar la luz de manera fiable y práctica. Así lo podían atravesar únicamente las longitudes de onda que tuviesen una orientación determinada.

Polaroid, la historia detrás de la cámara de fotos que revolucionó la fotografía

Las gafas 3D que usamos en el cine son posibles gracias a Edwin Land, inventor de las cámaras instantáneas y fundador de Polaroid. En estas gafas, un ojo recibe ondas que vibran en el plano horizontal, mientras que las que recibe el otro vibran en el vertical.

Los grandes hallazgos del ‘padre’ de las Polaroid

Gracias a las investigaciones de Land es posible comprender aspectos del funcionamiento del sistema visual humano que parecían desafiar las leyes de la física. Es el caso de la teoría retinex de la visión del color. Ésta explica por qué percibimos una amplia gama de colores sin que las longitudes de onda correspondientes estén presentes en la habitación.

Otra tecnología desarrollada gracias a la labor de Land es la que se emplea para proyectar películas en tres dimensiones. Las gafas 3D que nos ponemos en el cine son posibles gracias a él.

La cámara de los aviones espía U2 fue creación de Land, al igual que algunos detalles de la mecánica de la aeronave.

Polaroid, la historia detrás de la cámara de fotos que revolucionó la fotografía

La cámara de los aviones espía U2 es otro de los inventos de Edwin Land, quien también diseñó algunos detalles de la mecánica de la aeronave.

 

Aplicaciones en el campo de la medicina y la salud

En fotografía, los filtros polarizadores se convirtieron en un accesorio habitual para reducir el brillo. Hoy en día, los principios de la luz polarizada se utilizan en las pantallas de móviles y ordenadores. Sirven para mejorar el contraste, atenuar el brillo y encender o apagar píxeles. Entre otras cosas, estos filtros ayudan a los investigadores a visibilizar estructuras difícilmente apreciables. Desde características astronómicas hasta estructuras biológicas.

En las ciencias de la visión, las imágenes con luz polarizada identifican las distintas sustancias químicas. Por ejemplo, las moléculas de proteínas que se filtran de los vasos sanguíneos en los ojos enfermos. En la actualidad, la polarización se combina con las técnicas de toma de imágenes a alta resolución. De este modo se detecta el daño celular existente bajo la superficie reflectora de la retina.

Otra de las múltiples aplicaciones de las láminas polarizadoras son las gafas de sol fotocromáticas.

A pesar de su enorme éxito, Polaroid se fue a la quiebra en 2001

Land fundó la Polaroid Corporation en 1937 para comercializar su tecnología. Durante los años 70 y 80, las cámaras Polaroid eran el principal objeto de deseo de millones de usuarios en el mundo. No había vacaciones ni fiesta de cumpleaños familiar que no fueran inmortalizadas por una Polaroid.

A pesar de su éxito inicial, Polaroid Corporation acabó pasando momentos difíciles. La crisis dio comienzo tras la muerte de su creador, en 1991. No estaban preparados para la transición a la era digital. Finalmente, la empresa entró en bancarrota en 2001.

Polaroid, la historia detrás de la cámara de fotos que revolucionó la fotografía

La I-1 es la primera cámara de fotografía analógica reinventada para la era digital.

«The Impossible Project», la campaña que rescató a las cámaras Polaroid

En 2008, el biólogo austriaco Florian Kaps salvó la última fábrica de Polaroid en activo. Aquel año prácticamente se había desmantelado todo el universo Polaroid. Curiosamente, lo logró gracias al dinero ganado con la reventa de carretes y cámaras reparadas de esa marca. Kaps promovió «The Impossible Project». Una campaña encabezada por KapsOskar Smolokowski y el ingeniero químico Stephen Herchen. Se centraron en rescatar «la película perdida». Un material químico muy complejo de fabricar.

Tras ocho años de búsquedas lograron su objetivo. «The Impossible Project» se convirtió en la única empresa que suministra películas para cámaras instantáneas en su formato original. Su lucha ha salvado a 200 millones de máquinas Polaroid de la obsolescencia.

Polaroid, la historia detrás de la cámara de fotos que revolucionó la fotografía

Polaroid, la historia detrás de la cámara de fotos que revolucionó la fotografía

La I-1, la primera cámara analógica reinventada para la era digital

Recientemente, la compañía ha lanzado la I-1. La primera cámara de fotografía analógica reinventada para la era digital. Combina un diseño sencillo e intuitivo, con un único botón lateral. Se carga mediante USB y no necesita pilas. Cuenta con flash anular. Éste sirve para ofrecer una luz suave. Y como contador luminoso de la fotos restantes en el carrete.

La cámara se puede conectar a nuestra smartphone a través de Bluetooth. Así se pueden controlar diferentes variables. Los ajustes en la apertura, el tiempo de exposición y el flash. También se puede acceder al disparador remoto. O jugar con herramientas como la doble exposición.

Gracias a «The Impossible Project» ha sido posible resucitar una cámara revolucionaria que cada vez cuenta con más usuarios jóvenes. Personas que nunca tuvieron contacto con las versiones originales. Y así, millones de personas en el mundo pueden hacer realidad el sueño de Jennifer Land. Obtener, de manera inmediata, una fotografía impresa de sus momentos favoritos.

Fuente: El País, La Vanguardia

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies