Seleccionar página

Cada vez son más las marcas que apuestan por la sostenibilidad como objetivo a conseguir en un futuro próximo. H&M, Adidas, BMW y Coca Cola encabezan la lista de empresas más comprometidas con el medio ambiente.

Coca Cola, en busca de envases sostenibles y mayor reducción de residuos

Hace apenas unos días, Coca Cola anunció su intención de utilizar envases sostenibles para sus refrescos. La multinacional ya está estudiando la manera de reducir el impacto medioambiental en toda su cadena de valor. En la actualidad, todos los envases de la empresa son 100% reciclables o reutilizables. Pero quieren ir más allá.

La firma de bebidas más poderosa del planeta se ha propuesto para 2025 nuevos objetivos de sostenibilidad. Quieren conseguirla, de manera total, en bebidas, envases, agua, clima, sociedad y cadena de suministro sostenible en los mercados de Europa Occidental.

Para ello, no sólo apuestan por envases renovables. También se están aplicando criterios ambientales en el diseño y uso de envases más sostenibles y ligeros. Un ejemplo de esto es la botella contour de vidrio rellenable. En sus inicios, esta botella pesaba 372 gramos. En el año 2000 pasó a 309 gramos. A día de hoy pesa 245 gramos y tiene 37 ml más de capacidad. Así, pueden ofrecer un 18% más de producto con un 21% menos de peso. La botella contour de vidrio de Coca Cola está fabricada con un 47% de vidrio reciclado. El 53% corresponde a vidrio nuevo.

La sostenibilidad, la prioridad de moda para las marcas

La botella PlantBottle de Coca Cola es la primera botella de plástico totalmente reciclable fabricada parcialmente de plantas.

 

Lo mismo ocurre en el caso del plástico PET. Desde el año 2010 los envases fabricados con este material son un 32% más ligeros. También han desarrollado el uso de materiales renovables y novedosos en envases como la botella PlantBottle. Es la primera botella de plástico totalmente reciclable fabricada parcialmente de plantas y con una huella de carbono 20% menor.

Coca-Cola también busca la reducción de residuos. Algo que, poco a poco, se ha convertido en un objetivo alcanzable. Por ejemplo, entre 2010 y 2017, el ratio de generación de residuos por litro de producto fabricado se redujo en un 23%. Esto ha evitado generar más de 43.000 toneladas de residuos a la compañía. Durante esos siete años, Coca Cola ha logrado reducir también un 76% la cantidad de residuos.

La industria de la moda se suma a la sostenibilidad

Muchas empresas del mundo de la moda también se están sumando a la sostenibilidad. Y es que esta industria es la segunda más contaminante del mundo (la primera es la del petróleo). En la actualidad, la industria textil es la responsable del 10% del total de las emisiones globales de dióxido de carbono. La primera causa que contribuye al calentamiento global.

Por eso, poco a poco, las firmas del sector apuestan por tejidos cuya fabricación no suponga un daño para el medio ambiente. A favor de este tipo de medidas está el hecho de que el público objetivo de muchas marcas son millennials. Un colectivo de personas con gran conciencia ecológica. Personas que aprecian y demandan mayor compromiso con el Planeta.

Según la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, la industria de la moda es responsable del 85% de los textiles que acaban en los vertederos. Es decir, unos 21 millones de toneladas.

La sostenibilidad, la prioridad de moda para las marcas

El 85% de los textiles que acaban en los vertederos de todo el mundo proceden de la industria de la moda. Por eso, cada vez más firmas apuestan por la confección de prendas con tejidos reciclados o de origen 100% natural.

H&M recoge ropa usada y confecciona ropa con tejidos reciclados

La firma de ropa H&M implantó en 2013 una política de reciclaje que permite a los consumidores devolver su ropa usada o donarla a cambio de un descuento en su nueva compra. En cinco años han recogido alrededor de 30.000 toneladas de prendas viejas. Y las han destinado a organizaciones benéficas. También las han usado como material de fibra para aislamiento.

Otro uso que H&M ha dado a esas toneladas de ropa usada es su nueva línea de ropa Bionic. Se trata de prendas confeccionadas con parte de la ropa de segunda mano que donan los clientes en las tiendas y desechos de las costas.

Actualmente, H&M usa un 35% de materiales reciclados en la fabricación de ropa. El año pasado firmaron un acuerdo con RenewCell AB, una empresa de innovación tecnológica que recicla el algodón usado, la viscosa y las transforma en nuevas fibras textiles.

La sostenibilidad, la prioridad de moda para las marcas

H&M quiere que todos sus productos sean fabricados con tejidos reciclados o de origen sostenible para 2030.

 

Otra de las apuestas de la firma de moda en materia de innovación y sostenibilidad se ha materializado en TreeToTextil. H&M se ha convertido en uno de los principales inversores de esta empresa, que desarrolla una nueva fibra textil sostenible a partir de materias primas forestales.

Cecilia Brännsten, directora de sostenibilidad medioambiental del Grupo H&M, asegura que «la innovación es la clave para resolver los desafíos a los que se enfrenta la industria de la moda». Y cree que no se trata de usar una única tecnología, sino de sumar muchas ideas y propuestas de innovación.

De momento, la firma se ha comprometido a que en 2020 el 100% del algodón que utilice en sus colecciones sea sostenible. Y para 2030 quieren que todos sus productos sean fabricados con tejidos reciclados o de origen sostenible.

Adidas dejará de utilizar poliéster virgen en 2024

Por su parte, Adidas es otro de los grandes abanderados del planeta en lo que a moda sostenible se refiere. El fabricante de ropa y calzado deportivo ha anunciado que para 2024 sólo usará plástico reciclado.

«Nuestro objetivo es dejar de utilizar el poliéster virgen para 2024». Así lo anunció el director de la compañía, Eric Liedtke, al Financial Times. El compromiso de eliminar el uso de plástico “virgen” incluye el poliéster. Un material que la marca usa prácticamente en todo. Con este tejido, que se seca rápidamente y pesa poco, la compañía fabrica el 50% de sus productos. Más de 920 millones de artículos de Adidas está fabricado con este material.

Sin duda alguna, Adidas no podrá deshacerse del poliéster de la noche a la mañana. Necesitarán una fase de transición. Ese periodo de transición ya está en marcha. De momento, la línea de ropa para la primavera y el verano de 2019 estará confeccionada con un 41% de poliéster reciclado.

La sostenibilidad, la prioridad de moda para las marcas

En 2016, Adidas lanzó ‘Adidas x Parley’, una colección de zapatillas a partir de basura recogida en los océanos.

BMW y su compromiso con la movilidad sostenible

El sector del automóvil también se ha sumado al carro de la sostenibilidad. Las principales empresas de la industria invierten cada vez más en innovación y desarrollo sostenible. Firmas como BMW apuestan por reducir el impacto medioambiental de sus vehículos. Y no sólo desean minimizar el impacto y los residuos que producen sus coches. También aspiran a ser más «verdes» en su proceso de producción y comercialización.

Es el caso de BMW, que ya es líder en España en venta de vehículos eléctricos e híbridos. Guenther Seemann, presidente de BMW Group España, explica el compromiso de la empresa: “En 2025 contaremos con 25 modelos electrificados en nuestra gama. De ellos, 12 serán 100% eléctricos. Apostamos claramente por la sostenibilidad. Somos el único grupo que ofrece movilidad sostenible en dos y cuatro ruedas”.

El fabricante de vehículos es ambicioso en su compromiso con la reducción de emisiones. Persiguen una sostenibilidad en toda la vida útil de un vehículo. Desde el diseño y la producción hasta la logística de la distribución. Todo ello con un bajo impacto medioambiental en los procesos de mantenimiento y reparación. Incluso aspiran a alcanzar el reciclaje -parcial o total- al final de su periodo operativo.

La sostenibilidad, la prioridad de moda para las marcas

BMW es uno de los fabricantes de automóvil que más apuestan por la sostenibilidad y son firmes en su compromiso de reducción de emisiones.

 

Lo que algunos cuestionan es si lo que hay detrás de estos compromisos de sostenibilidad de las multinacionales son estrategias de marketing bien orquestadas. En cualquier caso, si el marketing es el medio para llegar a un fin tan loable, bienvenido sea. Cuando se trata de ayudar a construir un planeta más limpio, más eficiente y con menos residuos, cualquier medida suma. No en vano, en JinP aportamos nuestro granito de arena para conseguir un mundo más limpio, y apostamos por tecnologías sostenibles.

Fuentes: Huffington Post, Forbes, Coca Cola, Business Insider, El País, ABC,

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies