Seleccionar página

Si eres tan curioso como nosotros, seguro que te gusta descubrir nuevos sitios durante tus vacaciones. Hoy en el blog de JinP vamos a proponerte una serie de destinos que consideramos muy interesantes para visitar este verano. Todos ellos son lugares de interés en lo relativo a ciencia y tecnología. ¿Te animas a descubrir cuáles son?

Se acerca el verano. Y, con él, las vacaciones. Si aún no tienes planes hechos, en este artículo te damos algunas recomendaciones de destinos de gran interés para la ciencia y la tecnología. Quizás te resulten de utilidad para coger la maleta y descubrir nuevos espacios en torno a la innovación. A nosotros nos resultan increíblemente atractivos. ¡Esperamos que a ti también te gusten y algún día puedas visitarlos!

CERN, el Laboratorio Europeo de Física de Partículas, en Ginebra

El descubrimiento más importante que se ha hecho en las últimas décadas en física de partículas es el bosón de Higgs. (Puntualizamos. El bosón de Higgs es una teoría ampliamente aceptada para crear el modelo estándar de la física de partículas). Un hallazgo realizado en el CERN, el Laboratorio Europeo de Física de Partículas. Gran parte de la publicidad que se ha generado en torno a tan preciada partícula es gracias, precisamente, al lugar donde se descubrió la llamada «partícula de Dios».

El CERN fue fundado en 1952 con el apoyo de 12 países europeos. En un tratado de colaboración sin precedentes, los científicos europeos decidieron que la única manera de competir con el avance científico norteamericano era trabajar conjuntamente. Y así se dio vida a este centro de investigación. Se encuentra cerca de Ginebra, en Suiza. La frontera con Francia pasa por medio del laboratorio.

Lo más visitado: el Gran Colisionador de Hadrones

Lo más visitado de este espacio puntero en tecnología es el Gran Colisionador de Hadrones (LHC). Es el mayor acelerador de partículas del mundo. Se trata de un túnel subterráneo en forma de anillo de 27 kilómetros de longitud cuyo objetivo es revelar los secretos de la materia haciendo chocar protones a gran velocidad.

Por su parte, el primer gran colisionador de partículas, el Proton Synchrotron (PS), aún sigue en funcionamiento. Existen otros potentes aceleradores que han permitido descubrir nuevas partículas y fenómenos fundamentales de la naturaleza. Y que ayudaron al premio Nobel a Carlo Rubbia a descubrir los bosones Z y W. O a Simon van der Meer a lograr importantes avances en las técnicas de los aceleradores.

En la actualidad, en el CERN se desarrollan estudios de física de partículas. También de tecnología de aceleradores e informática. Cuenta con 3.000 empleados. Y unos 10.000 colaboradores en todo el mundo.

La visita al CERN solo requiere inscripción previa en la web del centro. Una vez allí, un guía oficial (normalmente investigadores) muestra el lugar a los visitantes.

«¿Y por qué a unos frikis como nosotrros nos gustaría ir al CERN?», cuestiona Alberto Esteban, CEO de JinP. «Por un lado es posiblemente el lugar con más tecnología puntera por metro cuadrado que hay en el planeta. Y por otro, estar en un sitio donde podría crearse un agujero negro o simular la energía que hay en el núcleo del sol pues… Perdona que te diga: te pone los pelos de punta del «gustirrinín» cuanto menos».

Destinos Ciencia y Tecnología que te recomendaos para este verano

Lo más visitado del CERN es el Gran Colisionador de Hadrones (LHC), el mayor acelerador de partículas del mundo.

Futuroscope, el parque temático de la ciencia en Poitiers Francia

Futuroscope es un parque temático especializado en ciencia, tecnología, el espacio y la naturaleza. Está ubicado en Poitiers, Francia. Y recientemente ha inaugurado una de las atracciones más sorprendentes de Europa: el Viaje extraordinario o L’extraordinaire voyage.

Desde luego es un lugar estupendo al que ir en familia o en pareja. Además, la región de Vienne –en la que se encuentra- esconde lugares para dejar pasar el tiempo.

Un lugar en la vanguardia de la tecnología

Futuroscope abrió sus puertas en 1987. En los alrededores de lo que hoy es el parque ya estaban instaladas algunas empresas tecnológicas. Por este motivo, el Conseil General de la Vienne decidió construir un parque temático que colocara a este lugar en la vanguardia de la tecnología.

Para que nos entendamos. Futuroscpe es una especie de Silicon Valley a la francesa. También es el segundo parque temático de Francia después de Disneyland París. ¡Un lugar perfecto para hacer de la ciencia una actividad de ocio!

Destinos de ciencia y tecnología para el verano

Futuroscope abrió sus puertas en 1987 y es el segundo parque temático más grandes de Francia, después de Disneyland París.

Kennedy Space Center, en Florida

Es uno de los lugares más míticos en la historia aeroespacial. El Kennedy Space Center. Se encuentra a unos 400 kilómetros de Miami y a apenas 95 de Orlando. Exactamente, está en el corazón de Cabo Cañaveral. Y es aquí donde se lanza la gran mayoría de cohetes a la luna de la NASA.

A cualquier amante de la ciencia le encantará realizar una visita como ésta si decide ir a Florida de vacaciones. “Es un lugar impresionante; no deja indiferente”, explica Alina, responsable de comunicación de Just In Progress. Y aclara que “no se trata de un parque temático. Es un museo y centro de interpretación y difusión aeroespacial”.

Lo más atractivo para los amantes de la ciencia: la plataforma de lanzamiento de cohetes

El Kennedy Space Center ofrece lugares de gran interés para el visitante. El de mayor atractivo es la plataforma de lanzamientos. Pero también hay salas en las que se puede ver la producción de sus naves, satélites y equipamientos del proyecto.

La visita dura un mínimo de 5 horas. Y se puede prolongar durante 8 horas. Así que hay que ir bien preparados. Y, quizás, convenientemente informados para poder comprender todo lo que se ve. Al fin y al cabo, se encuentra a 7.000 kilómetros de España. Y merece la pena ir lo más informado posible.

Si de pequeño soñabas -o no- con ser astronauta, este lugar te resultará fascinante.

Destinos de ciencia y tecnología para el verano

El Kennedy Space Center se encuentra a unos 400 kilómetros de Miami y a 95 de Orlando, en Cabo Cañaveral.

 

Planetario Galileo Galilei de Buenos Aires

Este lugar es un verdadero icono de la capital de Argentina. Está situado en el barrio de Palermo.

Debe su nombre a un instrumento de proyección que posibilita la reproducción del cielo de cualquier lugar de la Tierra y en cualquier fecha. El interior destaca por su sala circular que tiene por techo una cúpula semiesférica de 20 metros de diámetro. En el centro de esa sala es que se encuentra el planetario.

El Planetario de la Ciudad de Buenos Aires tiene más de medio siglo de vida. Su estructura inspirada en el planeta Saturno sigue siendo atractiva para el visitante.

Desde sus inicios, el objetivo de este espacio es promover la divulgación científica. E impulsar que el conocimiento científico trascienda el mundo académico y sea accesible a todas las personas. En definitiva, despertar la curiosidad y el asombro. Algo que Gus, nuestro diseñador y creativo de JinP, conoce bien y por eso recomienda.

Destinos de ciencia y tecnología para el verano

El Planetario de Buenos Airess, en el barrio de Palermo, tiene una cúpula semiesférica de 20 metros de diámetro.

 

Museo de Historia Natural de Londres, desde 1881 al servicio de la ciencia

El Natural History Museum de Londres abrió sus puertas en 1881. Sin embargo, su origen se remonta mucho más atrás. A 1753, cuando el científico Hans Sloane dejó su colección de curiosidades naturales al Museo Británico. Con el paso del tiempo, estas colecciones necesitaron de un hogar propio. Y se trasladaron a un edificio en South Kensington. Es el lugar en el que se encuentran hoy en día, junto al Museo de la Ciencia y el Victoria & Albert Museum.

Este museo es uno de esos lugares que visitar antes de morir. En su interior se exhiben más de 70 millones de objetos. Están divididos en cinco colecciones: Botánica, Entomología, Mineralogía, Paleontología y Zoología.

Pero si hay algo popular en él es su colección de huesos de dinosaurio. El más famoso y llamativo es el colosal diplodocus que se exhibe en su hall central. Una auténtica pasada.

Un destacado centro de investigación a nivel mundial

Además, es un importante centro de investigación, especializado en identificación, conservación y taxonomía. Entre sus colecciones de incalculable valor histórico y científico, se encuentran especímenes recogidos por Charles Darwin.

Entre las diferentes salas que se pueden visitar se encuentra el Museo Geológico, el Centro de Darwin y el Estudio Attenborough. Para pasar un día entero. O dos. O lo que el interés y el cuerpo permitan aguantar.

Destinos de ciencia y tecnología para el verano

Vista del hall central del Museo de Historia Natural de Londres, donde cuelga un espectacular esqueleto de diplodocus.

 

Museo de Historia Natural de Nueva York

Se fundó en 1869 y es uno de los museos más visitados y famosos del mundo. Su colección está compuesta por más de 35 millones de objetos. Y está considerada la más amplia del mundo.

Por falta de espacio (y de tiempo), no todos los objetos se exponen al mismo tiempo. Las salas más interesantes son la de la biodiversidad (tiene cientos de animales disecados), la de minerales y meteoritos. Y, por supuesto, la de los dinosaurios, que alberga fósiles y reproducciones a tamaño natural.

Aquí es posible disfrutar de los objetos y representaciones más importantes de la historia natural de la humanidad. Desde la edad de piedra a la era espacial. Desdelos dinosaurios a las galaxias lejanas.

Sin duda, la visita al Museo de Historia Natural de Nueva York garantiza un viaje inolvidable por sus 111.483 metros cuadrados de cultura y diversión para toda la familia.

Destinos de ciencia y tecnología para el verano

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies