Hoy, 5 de junio, es el Día Mundial del Medio Ambiente. Con motivo de esta jornada, en el blog de Just in Progress haremos un repaso sobre la domótica en el hogar. En especial sus beneficios a la hora de conseguir un mayor ahorro económico y energético. Y es que poner en marcha sistemas de domótica son cuestiones que importan, y mucho, a los españoles. Según un estudio de Ipsos Global Advistor, somos uno de los países más preocupados por el medio ambiente.

¿Sabías que los españoles son los más preocupados por el calentamiento global a nivel mundial? Según un estudio de Ipsos Global Advisor realizado en 28 países del mundo, uno de cada dos españoles cree que el calentamiento global es el mayor problema medioambiental a nivel mundial.

Por este motivo, los españoles tenemos plena consciencia sobre los problemas que más afectan al medio ambiente: la contaminación, la deforestación, la sobreexplotación de los recursos naturales, el calentamiento global…

Los españoles somos ciudadanos activos en lo que a ahorro de energía se refiere. Sabemos que es importante para combatir el cambio climático. Pero también que es bueno para nuestro bolsillo.

Contar con un hogar conectado, es decir, disponer de domótica en casa, ayuda a ahorrar dinero en las facturas. También consigue reducir el impacto medioambiental de nuestro día a día sobre el planeta.

Una manera de reducir el impacto medioambiental que producimos día a día en nuestros hogares puede solventarse a través de la domótica. La domótica es el conjunto de técnicas orientadas a automatizar una vivienda. Todas integran la tecnología en los sistemas de seguridad, gestión energética, bienestar o comunicaciones. Y están pensadas para disminuir el consumo energético y aumentar el ahorro.

Pero, ¿cómo conseguirlo? Si eres de los que piensan que contar con domótica en casa es caro o algo difícil de conseguir, te equivocas.

A continuación hablaremos sobre alternativas y los dispositivos más populares del momento. Pueden ayudarte a tener un control directo sobre el consumo energético de tu casa.

Si piensas que contar con domótica en casa es caro o algo difícil de conseguir, no es así. Una casa conectada facilita el ahorro de consumo de energía.

Ahorrar en la factura de la luz

Para ahorrar en la factura de la luz y ahorrar energía, podemos utilizar sistemas de iluminación eficientes. Estos sistemas funcionan a través de sensoress. Y se ajustan a las necesidades de cada momento. Son capaces de adaptar el nivel de iluminación en función de la variación de la luz solar, la zona de la casa o la presencia de las personas. Por ejemplo, detectan si hay personas en zonas de paso como los pasillos. Y se iluminan cuando es necesario.

Otro modo efectivo de domotizar el hogar es contar con un control automático de toldos, persianas y cortinas. De este modo se aprovecha al máximo la luz solar.

Asimismo, el control del encendido y apagado de las luces evita dejar ninguna luz encendida al salir de casa. También es posible sincronizar el encendido y apagado de luces en función de la luz del sol.

Los sistemas de iluminación eficientes ayudan a manejar, entre otras cosas, el control del encendido y apagado de las luces de la casa o a evitar dejar luces encendidas al salir de casa.

Regular la calefacción ahorra dinero y energía

En lo relativo a climatización, es posible ahorrar regulando la calefacción. Para ello basta con adaptar la temperatura del interior de la casa relación a la temperatura exterior, la hora del día, la estancia o la presencia de personas.

Con los electrodomésticos también se puede ahorrar bastante. Es posible secuenciar la puesta en marcha. Y programar su funcionamiento en horarios en los que el precio de la energía es menor.

La domótica ayuda a regular la temperatura de la vivienda

Respecto a la calefacción, ésta consume gran cantidad de combustible. La domótica ayuda a adecuar la temperatura de la vivienda en función de determinados factores. La temperatura exterior, la hora del día, el lugar en el que estemos… Medidas sencillas como detectar la apertura de ventanas pueden avisar a evitar ‘escapes’ térmicos.

Poner en marcha sistemas de control y regulación centralizados es la mejor manera de saber si se producen averías, -como fugas de gas o problemas en su caldera-.

Ahorrar en el consumo de agua… y no desperdiciar ni una gota

La domótica ayuda a no desperdiciar el agua mediante sistemas de control y regulación centralizados. Así, es posible detectar fugas, roturas o inundaciones.

Quienes tengan terraza o jardín pueden disminuir su factura de agua si instalan un riego inteligente. Éste funciona a través de un sensor de humedad o de lluvia. Y permite regar sólo cuando es necesario.

En el caso de familias, una medida muy aconsejable es la instalación de grifos inteligentes. Éstos regulan el caudal y la temperatura del agua. Un grifo inteligente que regula y elimina el agua transitoria ahorra un 25% más de agua que un grifo monomando.

Los sistemas de ahorro de consumo de agua funcionan a través de sensores y se ajustan a las necesidades de cada momento.

El gasto de consumo energético de los españoles es de unos 900 euros al año

Según datos del Instituto de Diversificación y Ahorro de Energía (IDAE), el gasto de consumo energético anual de los hogares españoles ronda los 900 euros. Una cantidad que se distribuye de la siguiente manera:

  • 386 euros en electrodomésticos
  • 251 euros en calefacción
  • 104 en iluminación
  • 34 en la cocina
  • 18 en aire acondicionado

El gasto anual en consumo energético, según otras fuentes, puede ascender a 1.110 euros año. Por provincias, Madrid es la ciudad con mayor gasto en consumo energético. Canarias, por su parte, presenta los índices de gastos más bajos de España.

Los españoles consumimos entre 900 y 1.100 euros en consumo energético al año.

Soluciones de domótica ‘low cost’ en Just In Progress

Cabe recordar que parte de nuestro trabajo en Just In Progress consiste en hacer más fácil la vida de las personas. Por eso somos capaces de ofrecer servicios de domótica a todo tipo de hogares y espacios de trabajo. Podemos hacer de tu hogar o tu oficina un espacio inteligente mediante el uso de dispositivos económicos de la gama Arduino (hardware libre) o Raspberry («cerebritos» de bajo coste). -De ellos te hablaremos en próximos artículos-. Y es que nuestro objetivo es, siempre, ‘domotizar’ a bajo coste y reduciendo al mínimo el posible impacto medioambiental.

Esperamos que este artículo te haya sido útil. La domótica en el hogar es un paso más hacia el consumo sostenible. Solo se trata de tomar medidas y poner en marcha tecnologías inteligentes que ayuden a ahorrar en las facturas. Y, de paso, a consumir energía de una manera responsable y respetuosa con el medio ambiente.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies