En la actualidad, contar con un blog personal o de empresa es una herramienta de gran ayuda para el desarrollo profesional. Disponer de un blog es una manera perfecta de dar a conocer en detalle, y de manera personalizada, los productos o servicios de un negocio. Y, por supuesto, es un medio ideal para mejorar el posicionamiento.

Escribir artículos atractivos y convincentes, y que encima generen tráfico y leads no es una tarea fácil. Pero hay una cosa clara: bloguear es una estrategia de marketing de contenidos que funciona. Con el recurso del blogging se pueden generar más leads calificados.

Todas las multinacionales y muchas empresas grandes cuentan con un departamento de comunicación que coordina la estrategia informativa de la firma a su público objetivo y a los medios. Sin embargo, no es un servicio al alcance de todos. Si tu empresa no puede contar con un periodista freelance que se encargue de gestionar tu blog, tus redes y la comunicación de tu negocio, en este artículo te vamos a ayudar a escribir tu blog personal o de empresa de manera sencilla y eficaz.

A la hora de redactar un blog, no hace falta ser un experto. Pero sí hay que cumplir unos mínimos. A continuación te damos unos tips que te servirán de guía cuando tengas que redactar tus propios posts en tu blog.

Claves para escribir el post perfecto en tu blog

Pon la máxima atención a la ortografía y al buen uso de la gramática

Éste es el primer paso. Y el más importante. Para poder redactar un blog es preciso dominar el lenguaje. Al menos, no cometer faltas de ortografía, usar correctamente los signos de puntuación y hacer un uso apropiado de la gramática y del vocabulario.

Lo de las faltas de ortografía tiene fácil solución. WordPress y la mayoría de sistemas de gestión de contenidos cuentan con diccionarios «incorporados» que te ayudarán a evitar errores.

En cuanto a los signos de puntuación, no siempre se utilizan adecuadamente. Por lo general, se cometen muchos errores en lo más simple: las comas. Uno de los más frecuentes es colocar una coma entre sujeto y verbo. Recuerda, por favor, que esto NO se debe hacer. Recuerda que las pausas NO reflejan las pausas que hacemos al hablar. Como explicó la gran María Moliner, «ni todas las pausas con que se modula el lenguaje hablado se transcriben en el escrito, ni todas las pausas que se representan con comas (…) se hacen siempre en el lenguaje hablado”.

Claves para escribir el post perfecto en tu blog

En cuanto al punto y coma… es otro gran olvidado. Su empleo es muy preciso y no siempre es fácil saber cuándo debe usarse. Si no dominas estos matices, es mejor que separes los conceptos por punto y seguido. A la hora de escribir, es mejor no pecar de pretencioso y no pretender redactar como Gabriel García Márquez.

Respecto al uso adecuado de la gramática, nuestro consejo es escribir, escribir y escribir. Y leer, leer y leer. La práctica desarrolla nuestras habilidades para escribir. Y leer nos ayuda a ampliar nuestro vocabulario y aprender a redactar a través del ejemplo. ¿Lo mejor? Lee la prensa diaria online. Y toma buena nota de cómo lo hacen los mejores periodistas del país.

Recuerda que si la redacción falla, daremos una imagen de personas poco preparadas. Los expertos en moda dicen que se puede conocer a una persona por los zapatos. Puede ser. Pero quien escribe estas páginas os asegura que nada habla tanto de nosotros como nuestro lenguaje. Es nuestra carta de presentación. Lo que dice de dónde venimos, en qué lugar estamos y cuál es nuestro bagaje cultural y lo que revela nuestro grado de conocimiento.

Elige los temas más adecuados

Antes de escribir, hay un proceso de búsqueda de contenidos. Elegir los contenidos más acertados para tu marca o empresa te ayudará a acercarte a tu público. Elegir temas atractivos es la llave para que redactes de maravilla un post.

En ese sentido, es muy útil estar al día de la actualidad, saber lo que hacen empresas y profesionales de tu sector, seguirles en redes sociales… En definitiva, meterse de lleno en la redacción de un blog nos obliga a ser personas activas y proactivas. Especialmente en todo lo relativo a la información que se publica en la nube.

Claves para escribir el post perfecto en tu blog

Planifica tu redacción

Antes de ponerte a escribir en el blog, lo primero que debes hacer es documentarte. Lee otros artículo o noticias relacionadas con aquello sobre lo que vas a escribir. Te ayudará a mejorar tus conocimientos y a tomar perspectiva sobre tu post. Incluso te puede aportar ideas o ayudarte a conocer bien cómo enfocar tu artículo.

El segundo paso que te recomendamos consiste en hacer un borrador previo. Antes de meterte de lleno en la redacción de tu blog, crea un boceto que recoja las ideas principales. Hazlo de manera estructurada y organizada. De este modo evitarás tener que improvisar o dejarte algo en el tintero.

Y, por último, estructura bien la información. Cuéntala siguiendo criterios de legibilidad, coherencia. Un orden, básicamente. Eso hará que la lectura de tu blog sea fluida y ligera.

Busca palabras clave adecuadas a tu empresa

Las palabras clave – o keywords- son precisamente eso: la «clave» que ayudará a dar con los términos que engloban el contenido de una web. Son las palabras que los usuarios van a escribir en los buscadores cuando desean encontrar una página de las características de la nuestra.

En internet hay infinidad de buscadores que ayudan a encontrar las palabras clave más apropiadas para tu web. Aquí te dejamos algunas que te pueden resultar útiles:

Claves para escribir el post perfecto en tu blog

Aporta un valor diferente y único

Ésta es la parte más divertida del universo blogging. No sólo se trata de escribir sobre algo. Se trata de aportar un valor diferencial. Dar un valor añadido a la información sobre la que se escribe. Este valor puede venir dado por la experiencia de quien escribe, o bien porque se aportan nuevas perspectivas… En cualquier caso, lo que dará valía a tu artículo será el hecho de que sea personalizado, único e instransferible. Algo que sólo tú o tu empresa hayan podido aportar.

Aquí radica el gran gancho de las publicaciones digitales. Se trata de ser tú mismo en el caso de un blog personal. O de transmitir todo lo que una empresa o marca representa a través de aquello que redactas. Cuando lo haces, y sale bien…. ¡El resultado es perfecto! Logras «enganchar» a tu lector y que se sienta identificado contigo o con tu marca. Ahí es cuando se consigue abrir un camino precioso -y un gran objetivo a lograr-: el engagement. 

Ofrece soluciones… Sé práctico

La literatura está muy bien. Pero no es esa nuestra misión cuando escribimos un blog. No basta con que quede todo muy bonito. Hay que dar ideas, aportar soluciones a cuestiones de interés general, transmitir respuestas eficaces a dudas o asuntos que llaman la atención de nuestro público. Por eso, mejor evitar caer en la tentación de jugar a ser Bécquer en tu blog. Recuerda: Menos poesía, más sentido práctico.

Claves para escribir el post perfecto en tu blog

Pide ayuda a alguien

Hasta los escritores más célebres cuentan con editores que les ayudan a mejorar sus escritos. Cuando escribas posts para tu blog, consulta tus dudas con tus compañeros. Y no temas pedir a otros que echen un vistazo o te aporten correcciones antes de publicarlo. Cuatro ojos ven más que dos. Y seis ojos ven más que cuatro.

Publica, comparte y promociona en redes sociales

Una vez que tengas tu artículo listo y publicado, sólo queda compartirlo en redes sociales. Mueve y comparte tus contenidos en las social networks ¡y haz que la rueda gire! Cuantas más personas tengan alcance a tus contenidos, más te acercarás a tu público objetivo. Así mejorarás tu posicionamiento. Si promocionas contenidos de interés, multiplicarás el impacto de lo que publicas. Y no te olvides de usar los hashtags relacionados con el contenido de tu blog. ¡Todo suma!

Tips a tener en cuenta a la hora de escribir tu blog:

  • Redacta frases cortas y simples. Evita las frases largas y subordinadas.
  • Estructura lo que escribes en párrafos cortos y bien definidos conceptualmente. O sea, que cada uno cuente una cosa concreta, bien definida.
  • Redacta una buena entradilla. La entradilla es el texto inicial de tu artículo. Tiene que resumir lo que vas a leer y, a la vez, captar la atención del público. Debe servir a la vez como sinopsis y como llamada a la lectura. Lo aconsejable es ser práctico, no andar con rodeos, e ir al grano.
  • Recuerda que las abreviaciones de las unidades de medida (m, km, l) y los nombres de los libros de la Biblia (Gn, Ex) no son abreviaturas, sino símbolos. Se escriben sin punto: «Este coche ha recorrido 360.000 km a lo largo de los últimos ocho años».
  • Si tienes dudas: consulta. Nada como estar seguros de algo. Nuestras favoritas son la de la RAE (Real Academia Española de la Lengua) y el Diccionario Panhispánico de Dudas.

Y hasta aquí nuestros consejos para que escribas un post perfecto en tu blog. Con paciencia, mucho sentido común y buena voluntad… ¡seguro que lo conseguirás! Y si decides que es mejor que lo haga un profesional, en JinP podemos ayudarte. Contamos con profesionales del branding y la comunicación que te ayudarán a confeccionar los contenidos perfectos para tu blog. Puedes consultar más información sobre nuestros servicios sin compromiso.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies