¿Crees que la inteligencia artificial eliminará puestos de trabajo en el futuro? ¿La tecnología nos hará más libres… o más esclavos? ¿Cuáles serán los trabajos más demandados en los próximos 20 años? Hoy, en el artículo de Just in Progress, os contamos cuáles serán los trabajos más tecnológicos en alza en el mercado laboral a medio plazo. Al menos, os diremos por dónde van los tiros.

Saber qué nos deparará el futuro es una de las grandes preguntas de la humanidad. Esta cuestión adquiere especial cariz cuando se trata del futuro laboral. A muchos nos preocupa saber si habrá trabajo suficiente para todos en el futuro, qué tipo de puestos serán los más demandados… Es un asunto que inquieta a personas de todas las edades. Incluidos los millennials. Recientemente, una encuesta publicada por Gallup desveló que un 37% de ellos se muestran preocupados ante la perspectiva de perder su trabajo a causa de la inteligencia artificial a lo largo de los próximos 20 años.

Sin embargo, parece que no hay que asustarse. Al menos en el sector de las nuevas tecnologías. Las empresas que invierten en proyectos de digitalización generan más de puestos de trabajo que las compañías que no lo hacen. Así lo desvela un estudio reciente, realizado por el instituto alemán ZEW (Zentrum für Europäische Wirtschaftsforschung o Centro Europeo para la Investigación Económica).

Los puestos del trabajo del futuro

Pero… ¿qué puestos de trabajo se van a generar en el futuro? Los expertos aseguran que muchos de ellos tendrán que ver con el sector de la medicina. Muy probablemente, en el futuro muchos médicos deberán tener conocimientos en bioimpresión 3D para reproducir tejidos u órganos, existirán especialistas en robótica para ayudar a personas con necesidades especiales. O existirán protésicos robóticos que diseñarán exoesqueletos mecánicos que puedan controlarse con las terminaciones nerviosas.

En el ámbito de las leyes, aumentará la necesidad de cubrir derechos y obligaciones en materia de ciberseguridad. Surgirán nuevos campos relacionados con el uso y gestión de los datos personales. El campo del derecho tendrá que adecuarse a las nuevas maneras de conseguir información, como por ejemplo, los drones.

Habrá muchas oportunidades para los analistas de datos y programadores del Internet de las cosas (IoT), los arquitectos de realidades alternativas (realidad 3D, 4D, realidad virtual). Todo lo que tenga que ver con Big Data también generará nuevos puestos. Cada vez generamos y almacenamos más información. Ser capaces de manejar y almacenar esto dará bastante trabajo durante unos cuantos años.

Así serán los trabajos techies del futuro

El trabajador del futuro debe ser versátil

Según los especialistas, el trabajador del futuro no debe estar especializado. Más bien debe procurar ser versátil. Tocar un poco de todos los palos. La gente flexible, con capacidad de adaptarse a los cambios, será la que tenga más posibilidades laborales en las próximas dos décadas.

En el campo de la educación, surgirán nuevos centros especializados en dar formación específica para las nuevas tendencias del mercado. A muchas universidades les costará adaptarse a tantas innovaciones tecnológicas. Por eso surgirán nuevas maneras de formar a profesionales en los ámbitos más punteros que la innovación tecnológica exija.

En la actualidad, las Tecnologías de la Información generan un gran número de puestos de trabajo. Dentro de las TIC, los puestos más demandados son: analistas y programadores informáticos, seguidos de los especialistas en ciberseguridad, los especialistas de Big Data y los consultores. También se demandan más perfiles vinculados con otros ámbitos como la inteligencia artificial, los ingenieros de Red o los desarrolladores de movilidad. Y, según los expertos en materia laboral, este tipo de puestos seguirá siendo muy demandado en las próximas décadas.

Florecerán los minijobs y los freelancers

Por su parte, los business del mundo civilizado encaminarán el rumbo hacia mercados centrados en los servicios humanos. Y adoptarán nuevos modelos de negocio que permitan que los empleados, clientes y comunidades puedan beneficiarse del cambio tecnológico.

La empresa de los próximos 20 años será lo más delgada posible. Requerirá poco personal de gestión. La mano de obra le resultará extraordinariamente barata y aportará exactamente lo que necesite. La empresa del futuro será estrecha en su cúpula, y amplia en su base. Tendrá poca estabilidad y seguridad, y poco grueso de empleados en medio.

Así serán los trabajos techies del futuro

El pronóstico para las próximas dos décadas en Europa es el siguiente. Habrá poco trabajo estable y muchos ‘minijobs’. Las empresas contratarán a muchos ‘freelancers’. Estos cobrarán según el proyecto realizado.

Se producirán dos segmentos bien diferenciados en el ámbito de los profesionales. De un lado, habrá un pequeño grupo de empleados que gane bastante dinero. El resto: empleados ocasionales con una retribución cada vez más baja: la escala ‘premium’ y la ‘commodity’, con pocas capas intermedias.

La gran transformación del mercado laboral: la flexibilidad de horarios

Uno de los grandes cambios que traerá el futuro en lo que a trabajo se refiere llegará en materia de horarios. El trabajo del futuro ofrecerá jornadas de horario flexible. Y se permitirá, cada vez más, el teletrabajo. Está demostrado que conciliar la vida personal con la familiar es una de los factores que más motivan a los trabajadores.

Además, las oficinas del futuro se parecerán cada vez más a las sedes de Google en el mundo. Contarán con todo lo necesario para garantizar el bienestar de los empleados. Gimnasio, salas de masajes, comida saludable y gratis para los empleados e instalaciones para jugar a la Play o echar una partida de billar. Las oficinas y espacios de trabajo serán cada vez más comfy para sus empleados. Todo con tal de que se sientan a gusto y arropados. Porque estando felices se es más productivo.

Así serán los trabajos techies del futuro

Trabajadores hiperconectados con la empresa

En contraste con la flexibilidad de horarios, se exigirá a los trabajadores mayor compromiso con la empresa. Deberán estar disponibles y conectados casi permanentemente. Esto sucederá especialmente con los negocios del sector tecnológico y en consultorías, despachos jurídicos, o ligados a las finanzas y la comunicación. Son sectores que pedirán a sus empleados estar localizables ‘anyplace, anywhere, anytime’. Será una exigencia ineludible en el futuro para muchos.

Otro aspecto que resaltan los expertos es que, en un futuro no muy lejano, se valorará a los candidatos en función de su capacidad de relacionarse en las redes con los demás. Alguien que tenga más de 500 contactos en LinkedIn o 6.000 seguidores en Instagram tendrá más posibilidades de acceder a un puesto de trabajo. Resulta sorprendente, pero el abanico de contactos de un profesional importará. Y mucho. La visibilidad y actividad de un candidato en las redes será un elemento decisivo en su contratación o ascenso laboral.

En conclusión. Así, más o menos, serán las cosas. Son los modelos que nos esperan a la vuelta de la esquina. En líneas generales, si queremos saber de qué va a ir el trabajo en el futuro, sólo hay que fijarse en lo que sucede en el sector tecnológico, fuente de inspiración de futuros cambios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies