Elon Musk, CEO de empresas como SpaceX y Tesla, ha dado nuevos detalles del diseño del BFR. Un cohete de enormes dimensiones con el que este visionario empresario quiere llegar a Marte. En palabras de Musk, el BFR -o Big Falcon Rocket- «está destinado a ser un sistema de transporte interplanetario capaz de ir desde la Tierra a cualquier parte del sistema solar».

BFR son las siglas correspondientes a Big Falcon Rocket. Se trata del cohete espacial con el que Elon Musk, CEO y fundador de SpaceX, quiere colonizar el planeta Marte. Pero no sólo quiere alcanzar el planeta rojo. En realidad, las intenciones de Musk son más ambiciosas. Su afán es conseguir que el BFR sea capaz de realizar viajes por todo el sistema solar. Una nave titánica capaz de hacer vuelos interplanetarios.

Hace unos días, Musk adelantó algunas de las características de Big Falcon Rocket. Lo hizo en la sede de SpaceX, al suroeste de Los Ángeles. Es el lugar donde se está desarrollando el cohete. Allí, el magnate anunció cambios en lo relativo al diseño del aparato, pero también a aspectos como la carga. La capacidad máxima es de 100 toneladas.

Así es Big Falcon Rocket, el cohete con el que Elon Musk quiere llegar a Marte

Elon Musk, CEO de SpaceX, presentando los modelos de su compañía.

El Big Falcon Rocket podrá transportar a 100 personas al espacio

Todo el sistema del cohete contará con 31 motores Raptor, que proporcionarán una propulsión de 5.400 toneladas. En cuanto a los pasajeros, el BFR podrá albergar hasta 100 personas en la nave de carga.

Transportar a un centenar de personas será posible gracias a que el BFR se compone de dos partes: la nave y el sistema de propulsión. La longitud total de ambas partes es de 118 metros. El cohete mide unos 55 metros. Éste integra siete motores Raptor (uno más que el último diseño realizado por la empresa) y un nuevo espacio para carga en la base de 88 metros cúbicos. En ella hay una tercera ala que hasta ahora no figuraba en el modelo.

Para poder hacerse una idea de cómo el BFR se parecerá a un avión de pasajeros, basta saber que el volumen del área presurizada interior del BFR sería comparable a la de un Airbus A380. Nunca se ha hecho algo similar en una nave espacial.

Una vez que el cohete esté finalizado se pondrán en marcha las pruebas para vuelos sin pasajeros. Los vuelos cortos de prueba están previstos para finales de 2019. Así lo ha afirmado Gwynne Shotwell, presidenta de SpaceX.

En la actualidad, la compañía realiza vuelos con los Falcon. Pero en el futuro, el vehículo usado para ir a la Luna o a Marte será el BFR.

Así es Big Falcon Rocket, el cohete con el que Elon Musk quiere llegar a Marte

Así es Big Falcon Rocket, el cohete con el que Elon Musk quiere llegar a Marte

El primer tripulante de BFR será un millonario japonés

El primer ser humano que viajará a bordo de Big Falcon Rocket será Yusaku Maezawa. Un empresario multimillonario japonés que fundó la marca de moda Zozo. Maezawa tendrá que esperar hasta 2023 para ver su sueño hecho realidad.

Porque antes de que el adinerado nipón se convierta en el primer turista en ir al espacio, el BFR deberá ser capaz de realizar viajes por el sistema solar. «BFR está destinado a ser un sistema de transporte interplanetario capaz de ir desde la Tierra a cualquier parte del sistema solar», ha explicado el propio Musk. Su plan es crear estaciones en las que el BFR pueda rellenar el depósito en puntos como Marte o la Luna.

SpaceX, ha realizado 34 lanzamientos con éxito en los últimos 20 meses

En SpaceX están manos a la obra para que todo esto sea una realidad cuanto antes. En los últimos 20 meses han realizado 34 lanzamientos con éxitos. La buena racha de la compañía les ha hecho ganar millones de euros en contratos con la NASA y con el Pentágono. También se acumulan las peticiones de contratos para lanzamientos comerciales.

De momento se desconoce cuánto costará exactamente hacer realidad el Big Falcon Rocket. Ni de dónde llegará la financiación. Ni cuándo volará con exactitud por galaxias lejanas. Pero los planes de Musk de crear un aparato capaz de volar a La Luna y a Marte ya han fascinado a medio planeta. A medio planeta Tierra, claro. La promesa de permitir el acceso a la gente común y corriente a viajar al espacio parece, por fin, un sueño alcanzable.

Fuente: Xataca

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies