Seleccionar página

¿Estás usando LinkedIn correctamente? Esta red social, la más utilizada por millones de profesionales en todo el mundo, es una poderosa herramienta para conseguir trabajo o aumentar tus canales de comunicación con clientes y empresas. Mejora tu perfil, optimiza las herramientas… ¡y sácale todo el partido!

¿Sabías que el 70% de los head hunters utiliza LinkedIn para buscar a los profesionales más ‘top’ del mercado laboral? Sí, porque a través de la información que ofrecemos en nuestro perfil revelamos datos muy importantes sobre nuestra personalidad. Y esas pinceladas de personalidad que dejamos entrever en las redes sociales configuran parte importante de nuestro verdadero ‘yo’. Especialmente en LinkedIn. Todos y cada uno de tus datos cuentan. Y son muy valiosos a la hora de encontrar un trabajo. También si quieres mejorar tus perspectivas profesionales. Pero ¿qué debemos contar y qué no? En este artículo te contamos algunos trucos para sacar todo el partido a tu perfil social en LinkedIn. ¡Toma buena nota!

Ten un perfil activo en LinkedIn

Se calcula que unas 10 millones de personas en España tienen perfiles abiertos en LinkedIn. Una red en la que no conviene para nada abrir un perfil y darse por satisfecho. No. Hay que ir más allá. Y mostrarse activos, proactivos, participativos… Si algo se valora en el actual mercado de trabajo es la iniciativa, la capacidad de participación, la inquietud. Y un largo etcétera. Por eso, se valora más positivamente a quien tiene un perfil activo que a quien lo deja dormir eternamente.

Recuerda que LinkedIn es mucho más que un mero escaparate para tu curriculum vitae. No basta con tener presencia en él. Te guste o no, tienes que compartir contenidos, publicar noticias sobre tu empresa, estar pendiente de lo que otros publican… Así, ganarás presencia y mostrarás tu propio perfil como el de un profesional 2.0.

Muéstrate tal y como eres

Uno de los errores más cometidos en LinkedIn consiste en abrir la cuenta y omitir datos tan básicos como la foto de uno mismo. Es fundamental mostrar nuestro rostro, enseñar quiénes somos. El pudor y la vergüenza hay que dejarlas fuera. Un detalle tan tonto como encontrarse con un perfil sin imagen puede dejar fuera a un candidato en un proceso de selección.

A la hora de elegir foto, nada de fotos personales. Por muy guapo que salgas en tus vacaciones en la playa, no es la foto más conveniente. Lo mejor: fondo blanco o neutro. Y si la foto está hecha en estudio por un profesional, mejor. Y si es sonriendo, doblemente mejor.

Sácale todo el partido a LinkedIn: encuentra trabajo y nuevas oportunidades profesionales

Máximo cuidado al titular y al extracto

El titular y el extracto son las primeras líneas más visibles al acceder al perfil. Muchas personas creen que en el titular hay que poner la posición actual, pero no es así. En esta parte del perfil hay que resaltar aquellos aspectos clave por lo que queremos que nos encuentren. Un ejemplo: no es lo mismo poner «Periodista” que “Periodista especializado en tecnología e innovación».

Esos epígrafes de LinkedIn han de incluir, de alguna manera, nuestras «palabras clave». Aquello que nos distingue por encima de todo.

Extracto, el espacio para comunicar tu valor

En cuanto al extracto, éste es el lugar donde definir tu marca personal. Es tu espacio para hablar y transmitir tu valor único e intransferible.

5 consejos para sacarle todo el partido a LinkedIn

Según los expertos en selección de personal, el extracto es perfecto para describir nuestra carrera profesional y motivaciones. También para ofrecer un pequeño resumen de nuestro CV, poniendo énfasis en nuestros principales hitos. La clave es mantener en todo momento vivo el perfil de esta red social y tener en cuenta que es un escaparte de nuestra candidatura expuesto en todo momento a quienes buscan perfiles similares al nuestro.

Mide tus palabras

A la hora de describir tus conocimientos y tus destrezas profesionales, sé muy cauto, utiliza las palabras adecuadas. Nada más nefasto que utilizar términos rimbombantes como «experto» o «visionario», o anglicismos vacíos de significado como «business leader» o «strategic specialist». Tampoco mientas y digas que estás abierto a un mundo de posibilidades si realmente no lo estás. Ni aparentes tener más conocimientos de los que tienes. Como solemos aconsejar los periodistas, utiliza las tres «C»: sé «claro, conciso y correcto.

Y hasta aquí nuestras recomendaciones para sacar el partido a tu perfil de LinkedIn. ¿A qué esperas para poner tu perfil al día?

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies