Seleccionar página

Hoy en el blog de JinP os vamos a contar los defectos que cometemos en ocasiones los community managers a la hora de gestionar cuentas en redes sociales para empresas y marcas. Hagamos pues, un ejercicio de autocrítica y analicemos los errores comunes en los que caemos quienes manejamos contenidos en las social networks. ¿Preparado para descubirlo? ¡Allá va!

El trabajo de un community manager no es tan fácil como parece. Es preciso estar muy al día de la actualidad, conocer el sector en el que se mueve la empresa para la que trabaja, dominar las tendencias y novedades que se presenten en cada momento. Y lo más importante: debe saber generar contenido de valor y friendly, que resulte cercano y atractivo tanto para el lector y como para los buscadores. Todo ello siguiendo unas pautas muy claras: encaminar los contenidos de una marca o empresa hacia un buen posicionamiento, mejorar la relación y trato con clientes y profesionales, aumentar el prestigio, generar engagement

En definitiva, un community manager debe manejar un sinfín de detalles para que la información se transmita y canalice de una manera eficaz, inmediata y acertada. Esos detalles a veces pasan desapercibidos para quienes son profanos en la materia. Por ejemplo: elegir la imagen más adecuada para expresar un determinado mensaje, redactar un copy atractivo, elegir los hashtags más populares, acertar con la hora y el día de las publicaciones, etc.

Es precisamente esa larga lista de detalles y ajustes las que llevan a quienes pertenecemos al gremio periodístico a cometer errores. Aquí os citamos los más destacados. Los más cantosos. Los que claman al cielo. ¡Y los que hay que evitar a toda costa!

Cometer faltas de ortografía

Es el primer fallo que se comete cuando se gestionan las redes. Y son imperdonables. La verdad es que este tipo de faltas se cometen, en la mayoría de las ocasiones, por las prisas. O por no revisar los textos antes de ser publicados. Ya sabéis. Leer y releer antes de compartir para que esto no suceda.

Los 10 errores más comunes (y que debemos evitar) en la gestión de redes sociales

Las faltas de ortografía son errores comunes en las redes sociales. En la mayoría de los casos se debe a las prisas a la hora de compartir los contenidos. ¿Detectas «aquí» cuál es el error?

 

Redactar copies interminables

Cierto es que un community manager tiene mucho que contar. Pero lo bueno, si breve, dos veces bueno. Una fórmula que no falla: menos es más. Querer decirlo todo suele inducir a error. Por eso, hay que reducir lo máximo posible los mensajes. No debemos olvidar nunca la saturación de mensajes a los que están sometidos los usuarios de redes sociales. Pensemos en ellos… y démosles informaciones breves, concisas y correctas.

Los 10 errores más comunes (y que debemos evitar) en la gestión de redes sociales

Un ejemplo de un copy demasiado extenso. ¡Ocupa 10 líneas de texto! Exige un sobreesfuerzo por parte del lector. Resultaría más atractivo si se redujera a una tercera parte. ¡Menos es más, siempre!

 

Publicar contenidos ajenos a la marca o empresa

Es cierto que la información con mayor carga emocional es la que da mejores resultados en redes sociales. Los contenidos que nos conmueven, nos hacen reír, llorar o nos invitan a la reflexión suelen causar mayor impacto. Sin embargo, esto no debe confundirse con «salirse del guión». Está bien alejarse de vez en cuando de los copies corporativos y meramente comerciales. Pero si vamos a publicar algo más bien de índole personal, lo ideal es que esté relacionado de alguna manera con los valores de la marca o empresa con la que trabajamos.

 

Los 10 errores más comunes (y que debemos evitar) en la gestión de redes sociales

Ejemplo de mensaje que se sale de contexto en redes sociales. Al tratarse de una clínica dental, la información ideal se enmarca dentro de informaciones de salud, higiene bucal, tratamientos médicos o estéticos, estilo de vida, corporativos, ofertas….

 

Tener cuentas en todas las redes sociales

Otro error muy común es creer que debemos estar presentes en todas las redes sociales que existen en el mercado. No se trata de copar el universo de las social networks, sino de tener presencia en aquellas que son adecuadas para nuestra marcha o empresa. En ese sentido, contar con una estrategia bien definida de redes sociales ayuda a encauzar los contenidos a un público objetivo.

Cabe recordar que redes como Facebook, LinkedIn, Twitter, Instagram, Pinterest o Youtube tienen cada una de ellas un objetivo diferente. Y se dirigen, por tanto, a unos targets completamente distintos.

Pagar por aumentar el número de seguidores

Es otra de las presiones a las que están sometidas las empresas. Nadie quiere tener pocos seguidores. Está claro. Pero tener 18.000 y que el 80% viva a 9.000 kilómetros de ti quizás tampoco aporte gran cosa a tu negocio. Comprar seguidores es, literalmente, «pan para hoy y hambre para mañana».

En JinP estamos convencidos de que la mejor manera de conseguir aumentar el número de seguidores es de manera orgánica. A través de contenidos de valor y de informaciones especialmente dirigidas a tu público objetivo. Es el camino más lento. Y el más cotoso. Pero también el más seguro. Es mejor contar con menos seguidores que verdaderamente se ajusten a tu target que contarlos por cientos y que no tengan nada que ver con la misión y valores de tu empresa.

Abusar de los #hashtags

Todos sabemos la importancia que tienen los hashtags en las publicaciones. Especialmente en Twitter o Instagram, donde se producen muchas búsquedas por hashtags. Sin embargo, en otras redes sociales carece de importancia el uso de palabras acompañadas de almohadillas.

Pongamos un ejemplo. Si vamos a hablar de los «#Errores que debes #evitar en #redes #sociales», quizás tendría más sentido expresarse así: «#Errores que debes evitar en #RedesSociales. #ErroresSocialMedia».

Los 10 errores más comunes (y que debemos evitar) en la gestión de redes sociales

Ejemplo de un uso excesivo de hashtags en Facebook.

 

Publicar siempre el mismo tipo de contenido

Se trata de otro error bastante habitual: hablar siempre de lo mismo. Es decir, no variar los contenidos. Con esto sólo se consigue aburrir soberanamente a tu público. Lo aconsejables es intercalar el tipo de contenidos (estilo de vida, producto, corporativo, actualidad…). Y variar el tipo de imágenes o contenido audiovisual de tu canal. De vez en cuando hay que sorprender a tu comunidad. Y nunca ofrecerles el mismo menú. ¡A todos nos encanta variar de menú!

No interactuar con la audiencia

Una de las finalidades de las redes sociales consiste en relacionarse con el público. Por eso es importante mostrarse activo en la comunidad y dar «likes» a otros perfiles, comentar cosas que nos gustan de las publicaciones de los demás… Y, por supuesto, responder cuando un usuario nos hace una pregunta, sugerencia o incluso crítica. Esa interacción con las personas es la que da sentido a los perfiles de empresa en las redes sociales. No lo olvides: las redes son canales de COMUNICACIÓN.

Ser demasiado activo en las redes sociales

En esta vida, tan malo es quedarse corto que pasarse de la raya. Lo mismo sucede con las redes sociales. En general, no conviene publicar solamente una vez por semana, pero tampoco hace falta «freír» a la gente constantemente compartiendo varias imágenes al día. La moderación es siempre la clave. Evitemos ser unos plastas.

No cuidar aspectos como el diseño o la calidad de la imagen

En esta vida, tan malo es quedarse corto que pasarse de la raya. Lo mismo sucede con las redes sociales. En general, no conviene publicar solamente una vez por semana, pero tampoco hace falta «freír» a la gente constantemente compartiendo varias imágenes al día. La moderación es siempre la clave. Evitemos ser unos plastas.

Los 10 errores más comunes (y que debemos evitar) en la gestión de redes sociales

Un ejemplo de diseño poco acertado en redes sociales. Un restaurante anuncia un espectáculo de humor, pero la imagen del humorista (algo estridente) quedaría mejor en una publicación que como cabecera del perfil.

 

Hasta aquí, una muestra de errores comunes que se cometen en redes sociales. Lo más importante de todos ellos es que tienen fácil solución. Esperamos que el artículo os haya resultado de interés. Y nuestras más sinceras disculpas a quienes hemos tomado como ejemplo. Nuestra intención ha sido compartir, de manera didáctica y con buena voluntad, algunos «pecadillos» propios del oficio. 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies